Noticias

 
Las maquinas ya funcionan a pleno rendimiento para transformar al completo, el subterráneo de la N-634, que conecta el Grupo María Auxiliadora con la calle Facundo Perezagua, en Las Carreras. El Ayuntamiento de Abanto Zierbena quiere acabar con las barreras arquitectónicas y por eso va a construir en este túnel, un sistema de rampas, para que se convierta en un paso verdaderamente accesible para todos y todas.

“El acceso de este camino, desde el Grupo María Auxiliadora, mediante una escalera, resulta una ruta no accesible para personas con movilidad reducida, o personas mayores, por eso, vamos a crear un itinerario a través de rampas peatonales. También vamos a cambiar la propia escalera. Los trabajos ya han comenzado y para final de año  los cientos de vecinos/as que a diario usan este tramo podrán hacerlo de manera cómoda y segura”, ha explicado, el concejal de Obras y Servicios, Jon Cuesta.

Se va renovar, además, el alumbrado público, la red de saneamiento, abastecimiento, telecomunicaciones y gas, es decir, este subterráneo que conecta a los vecinos/as de Las Carreras por sus barrios va a sufrir una gran transformación los próximos tres meses y va a permitir que vecinos/as en sillas de ruedas o madres y padres con carritos de bebé puedan utilizar este paso sin problema.

“Conseguiremos un paso seguro, cómodo y accesible que evita la carretera general y que conecta dos calles muy transitadas. Vamos a hacer un paso alternativo por detrás de la parada  de autobús que hay en la N-634 María Auxiliadora que va a dar a Putxeta. Lo vamos acondicionar con material compactado y alumbrado provisional. Este camino se usará mientras tenga que estar el paso subterráneo cerrado. Ahora, se está dando paso por la escalera existente pero llegará un momento en que se tenga que cerrar el paso definitivamente para culminar los trabajos y eso calculamos que será en septiembre”, ha explicado, Cuesta.

Asimismo, la zona verde exterior a este subterráneo, se convertirá en un espacio arbolado, con nuevo mobiliario urbano, con bancos y papeleras a estrenar. Esta importante actuación que mezcla rampas con escalera, para ser un paso realmente accesible, asciende a más de 360.000 euros.

“Se trata de una respuesta contundente a las demandas y necesidades de los vecinos y vecinas de Las Carreras. Cuando finalicen las obras  caminaremos por un paso accesible, seguro y no excluyente, un paso para todos y todas, que hará el día a día de la gente más fácil y que unirá los barrios y a los vecinos/as de Las Carreras”, ha concluido, Cuesta.