Noticias

 

La calle Nueva Avenida de Gallarta frente al Instituto Dolores Ibarruri y el centro de Salud comienza a transformarse para ganar en accesibilidad y en seguridad para peatones y vehículos.

“Esta semana han comenzado las obras en esta zona, muy transitada por los vecinos y vecinas de Gallarta, al ser un área de paso, en el corazón del municipio. En una primera fase se va a implantar una acera peatonal de dos metros de ancho, que se creará junto al instituto, con la adaptación de dos pasos de peatones y 14 nuevos aparcamientos en batería junto al Instituto Dolores Ibarruri. Todo ello,   mediante la ejecución de un nuevo  muro de hormigón armado de una altura aproximada de 2,60 metros que va a sostener el talud del instituto IES Dolores Ibarruri”, ha explicado, la Alcaldesa de Abanto Zierbena, Maite Etxebarria.

Todo ello, conseguirá una anchura suficiente junto al vial. Además, se realizará la integración de una nueva  parada de autobús en esta zona a la nueva disposición de la acera, permitiendo la ejecución de una plataforma independiente al vial para la parada de autobuses, evitando de esta forma la interrupción del tráfico.

Por último, para dar continuidad al trazado, se ejecutará un nuevo paso de peatones frente a la residencia que se unirá temporalmente a la acera existente para en un futuro, cuando se ejecute la segunda fase, conectar el camino y adaptarlo definitivamente.

Además, se modificará el paso de peatones existente frente al ambulatorio retranqueándolo hacia la calle Nueva Avenida.

“Esta importante actuación supone una inversión: 210.000 euros. Se trata de una inversión de futuro porque dinamizará la zona, la dotará de una mayor seguridad y será más cómoda y práctica con esta transformación, para todos los vecinos/as. Además, generamos nuevas plazas de aparcamiento, muy importantes al estar tan cerca del centro de salud y de la residencia”, ha informado, Etxebarria.

La segunda fase consistiría en la ejecución de una mini glorieta en el cruce de la Calle Nueva Avenida con la Avenida del Minero. Además, se ampliará la acera existente en la parte de la residencia de mayores para obtener una anchura de dos metros en toda su longitud.

Esta fórmula para arreglar esta área y optimizarla, coincide con la medida de que la velocidad en todos los viales de acceso al municipio, sea inferior a 50 Km/h, condicionante que se cumplirá al encontrarnos en una zona urbana con una velocidad limitada a 30  Km/h, que ya ha entrado en vigor, en toda Avenida el Minero en Gallarta, arteria principal.

Para llevar a cabo esta segunda fase, se destinará un tiempo de prueba para estudiar profundamente el nuevo funcionamiento de la rotonda, por ello esta fase quedará a ejecutar en la próxima legislatura.

“Hemos estudiado mucho esta actuación porque se trata de dar una buena respuesta a este punto neurálgico de Gallarta, donde confluyen peatones, tráfico de vehículos y además es parada de autobuses. Confiamos en que este cruce funcione mucho mejor para todos/as a partir de esta intervención” ha destacado, la Alcaldesa, Maite Etxebarria.