Noticias

 
Gallarta estrena nuevo ascensor panorámico ganando en accesibilidad y comodidad para los vecinos y vecinas. El moderno elevador que conecta el Paseo Blasco Ibañez con la Avenida El Minero ha realizado su primer viaje de pasajeros hoy,  facilitando la movilidad de todos/as y acercando servicios.

“El ascensor ya es una realidad, después de 6 meses de obras, hoy ya está en funcionamiento. Hasta ahora las calles Blasco Ibañez y Avenida El Minero, se conectaban a través de escaleras, verdaderos obstáculos imposibles de salvar para las personas con movilidad reducida. El recorrido alternativo, sin escaleras, suponía un camino mucho más largo bordeando la calle y el parque Blasco Ibañez. Personas mayores, personas con cargas o mujeres embarazadas o con niños  también sufrían esta falta de alternativas. Por lo que la instalación de este nuevo ascensor salvando un desnivel de 8,91 m de altura, era algo más que necesario, es una respuesta directa a una demanda de los vecinos y vecinas de Gallarta”, ha explicado, la Alcaldesa de Abanto Zierbena, Maite Etxebarria.

La nueva infraestructura está destinada tanto para el uso de personas con movilidad reducida como para el resto de vecinos y vecinas. El nuevo ascensor tiene un impacto en la movilidad de la localidad, afecta a la principal arteria del municipio conectándola de manera más fácil con otros barrios y zonas.

Abanto Zierbena continúa trabajando para convertirse en un Municipio más Accesible y lo hace con un renovado Plan de Accesibilidad, sobre la mesa. Una de las actuaciones más importantes es esta, un ascensor vertical, acristalado, con una nueva pasarela en Avenida El Minero, de 16 metros de largo, entre el Nº1 y el Nº3 en Gallarta, bien iluminada.

“Queremos un Abanto Zierbena sin barreras, este es un desnivel más que dejamos atrás, que solucionamos, para que todos nuestros barrios y calles estén debidamente conectados. El ascensor tiene capacidad para 13 personas y estará en funcionamiento las 24 horas del día. Se trata de un elevador de última generación que en caso de fallo, su sistema de seguridad hace que baje a la planta inferior, sin posibilidad de quedarse encerrado. Desciende para desembarcar a los pasajeros a pie de calle. Además, para evitar actos vandálicos y un mal uso del ascensor, se va a instalar un sistema de video vigilancia y el elevador además, contará con una central de llamada”, ha indicado, Etxebarria.

El nuevo elemento mecánico ha supuesto una inversión de 265.000 euros a las arcas municipales y se ha realizado en seis meses. Se ha aprovechado la ocasión para reurbanizar la zona y repoblar la vegetación en las áreas afectadas por las obras.